Decálogo de principios

El objetivo de esta plataforma es ser una red de apoyo y empoderamiento para las víctimas del machismo y el patriarcado, además de servir como medio de divulgación y visibilización del Patriarcado como sistema opresor y como origen de la desigualdad y la violencia de género, y no de género, así como visibilizar sus diversas representaciones tales como;

Machismo, terrorismo machista, desigualdad, precariedad laboral y pobreza femenina que conforma casi el 70% de la pobreza mundial, sexismo, uso de las mujeres como objetos sexuales, pornografía, publicidad sexista, prostitución, esclavitud y trata de personas, alquiler de úteros, micromachismos, homofobia, lesbofobia, transfobia, religiones patriarcales que se inmiscuyen en los derechos de la ciudadanía, roles y relaciones de género impuestos, etc…

Tampoco podemos olvidar que con el Patriarcado surgieron las guerras y la esclavitud tanto laboral como sexual, el racismo, el abuso y sometimiento de los animales y la destrucción del medio ambiente. Ni que tiene al Capitalismo, a las clases dominantes tanto a la Iglesia como a otras religiones patriarcales como principales aliados de ese sometimiento. Incluso dentro de la lucha de clases, dentro de la clase trabajadora la mujer es la proletaria de los proletarios, ya que es sometida y discriminada doblemente,  por un lado por la clase pudiente dominante, y por otro, por sus mismos compañeros hombres dentro y fuera del hogar. Por lo tanto esta página es además de Feminista Radical, Anticapitalista, Abolicionista pro modelo sueco, Pacifista, Anti racista, Ecofeminista, Antiespecista y Animalista.

En resumen, nuestra intención es visibilizar las injusticias que se llevan cometiendo durante milenios, especialmente contra mujeres, niñ@s y homosexuales, para tratar de combatirlas a través de la educación, la divulgación y la toma de conciencia, con el objetivo de alcanzar una verdadera igualdad en respeto, deberes y derechos para todos, en la teoría y en la práctica.

Este pretende ser un ESPACIO LIBRE DE SEXISMO, MACHISMO Y PROPAGANDA PATRIARCAL a la que nos tiene acostumbrad@s la sociedad y los medios, por lo que no esta permitida la apología de ningún tipo de violencia contra las mujeres ya sea física, verbal o sexual, incluyendo la apología a la prostitución y la pornografía. Nuestra principal guía es la Declaración de los Derechos Humanos. En esta página promovemos la Igualdad y el respeto de los Derechos Humanos, en ningún caso el odio irracional hacia todos los hombres.

*NORMAS PARA PARTICIPAR: Las únicas normas para comentar en este grupo son RESPETO Y CORDIALIDAD. Los comentarios en tono agresivo, con ataques personales, insultos, burlas, ridiculizaciones hacia personas, grupos, opiniones o ideologías, serán borrados y, sintiéndolo mucho, las personas bloqueadas automáticamente. Somos pocos administradores y hay mucha gente en el grupo, por lo que rogamos colaboración entre todos para neutralizar este tipo de comentaristas agresivos o troles machistas. Sólo eso, respeto a la hora de expresarse, respeto por las opiniones de los demás y cordialidad en el tono para mantener el buen ambiente.

Agradecemos de ante mano vuestra colaboración.

¿QUE ES EL PATRIARCADO Y COMO PODEMOS IDENTIFICARLO?

El Patriarcado es un sistema social con más de 10.000 años de antigüedad con presencia aún en la mayor parte de las sociedades actuales. Puede definirse como un sistema de relaciones sociales sexo–políticas basadas en diferentes instituciones públicas y privadas (familia) instaurado por los varones, quienes como grupo social y en forma individual y colectiva, oprimen a las mujeres también en forma individual y colectiva y se apropian de su fuerza productiva y reproductiva, de sus cuerpos y sus productos, ya sea con medios pacíficos o mediante el uso de la violencia física o psicológica.”

Las mujeres llevamos más de doscientos años en lucha colectiva contra el Patriarcado, institución que representa un permanente agravio para todas nosotras, y también para los varones obligados a desempeñar el ingrato papel de celadores y opresores del colectivo femenino.

Siendo el Patriarcado, una institución inscrita en el seno de la sociedad no ha sido nunca escrita, al estilo, por ejemplo, de un Decálogo religioso o una Constitución política, ha quedado por ello oficial y jurídicamente invisibilizado, lo cual no ha permitido corregirlo, enmendarlo, o sencillamente abolirlo por anacrónico, como anacrónicos son por ejemplo el Feudalismo o la Esclavitud. Entendemos por “anacrónico” contrario a los derechos humanos, debido a lo cual, han existido los agravios siguientes, muchos de los cuales aún persisten:

1.- Exclusión de las mujeres del contrato social y los derechos políticos inherentes al mismo, desde la antigua Atenas hasta nuestros días.

2.- Exclusión de las mujeres de una educación igual y paritaria, lo que ha dado lugar a una ignorancia funcional necesaria para potenciar la formación servil de niñas y adultas en la tarea asignada de resultar útiles a los hombres en tanto que colectivo sexual hegemónico.

3.- Exclusión de las mujeres del mundo del trabajo, de la capacitación profesional necesaria y suficiente para acceder a todas las
profesiones, ejercerlas y tener derecho a ocupar lugares de gestión de las mismas.

4.- Las tres exclusiones anteriores han sido posibles y se refuerzan merced a un entramado cultural construido exclusivamente por el colectivo masculino (Patriarcado), lo que ha invisibilizado, reprimido y subordinado a las mujeres, sometidas además a los correspondientes castigos en caso de contravenir la norma. Esta cultura androcéntrica ha tenido sus vías de transmisión fundamentalmente a través de las Religiones, la Filosofía y la Ciencia.

Características en la sociedad occidental contemporánea:

Las maneras en que el Patriarcado se manifiesta son distintas para las distintas sociedades y han cambiado a lo largo de la historia. María Luisa Montero García-Celay y Mariano Nieto Navarro resumen las características con las que se presentan en la actualidad para las sociedades europeas -toma ejemplos para España en comienzos de siglo XXI.

Se mencionan algunas de ellas:

-Falta de independencia económica: por falta de ingresos o ingresos bajos por trabajos precarios, inestables de tiempo parcial.

-División sexual del trabajo: las mujeres cargan con todo el trabajo no remunerado (trabajo doméstico y cuidado de personas)

-División sexual del trabajo remunerado: para las mujeres se reservan los puestos de “bajo perfil” o de “perfil asistencial”. Los salarios de las mujeres son más bajos y las mujeres copan la mayoría de los contratos de trabajo parcial.

-Expectativas del mundo laboral: los varones deben tener disponibilidad total hacia el trabajo. Nadie espera que las mujeres se superen en el trabajo porque se supone que se deben al hogar.

-El “techo de cristal” aún cuando algunas asciendan a altas jerarquías, en general quedan a un paso de los verdaderos puestos de decisión. Las que consiguen pasar ese techo son la minoría.

Estas características laborales fueron estudiadas por Cristina Carrasco
Violencia doméstica, acoso sexual y violación: Sigue habiendo demasiados casos, demasiada gente que la justifica, tribunales que encuentran atenuantes en supuestas provocaciones por parte de la víctima. Este tema fue abordado por María Luisa Maqueda Abreu.

-La sexualidad: Escaso respeto de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

-La prostitución: que es esencialmente femenina y no sería posible sin una abismal diferencia de poder ente varones y mujeres y la reducción de las mujeres a objetos sexuales.

-La religión: Las religiones son uno de los lugares donde las mujeres sufren una de las más radicales experiencias de silenciamiento, discriminación e invisibilización. Las mujeres en las religiones no son reconocidas como sujetos morales: son consideradas menores de edad que necesitan guías espirituales varones que las conduzcan por la senda de la moralidad, sobre todo en materia de sexualidad, de relaciones de pareja y en la educación de sus hijos. Las normas morales a cumplir por las mujeres son dictadas por los varones.

Una respuesta a Decálogo de principios

  1. VISIVILIZANDO LA INJUSTICIA DE GÉNERO

    Mujeres,amigas,compañeras, es hora de construir nuestra propia identidad, apropiarnos de nuestra ciudadania plena y unir nuestras manos y nuestras voces para reclamar nuestros derechos con justicia e igualdad de condiciones. Los decretos y leyes dictadas por los hombres solo los beneficia a ellos, no somos juguetes sexuales, no somos la media naranja, tampoco la mitad de lo que el otro necesita para ser feliz, ni tampoco los necesitamos para ser felices. Tenemos nuestra propia consciencia, inteligencia y sustancia humana para ser iguales a los hombres ¿porque ser menos que ellos? desde el genesis hasta nuestro tiempo estamos en desventaja, eva un clon salido de un hueso de adan, ¿quien lo escribio? un lenguaje no incluyente, cuando se dice desde el principio creo Dios al hombre, no se menciona lo otro, fue necesario una mujer para equilibrar la especie humana;cuando se refieren al género humano como (el hombre) estamos siendo excluidas, no somos hombres, somos mujeres, por tanto lo otro, el otro sexo, el otro género, el femenino, cada uno y una,somos un circulo perfecto elevado a la mayor potencia humana. Es necesario que seamos reconocidas, amadas y respetadas en todos ámbitos sociales, de otra manera no llegaremos a la tan esperada igualdad de género.
    Maria del Carmen Restrepo Q
    Presidenta del Consejo de Dirección
    Corporación Autónoma de la Mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s